Saltar al contenido
Cómo lo hago

Cochinilla: cuáles son las diferentes especies y cómo realizar una defensa biológica

defensa biologica de la cochinila

La cochinilla es uno de los insectos más molestos y dañinos que puede infestar los cultivos de nuestros árboles. Conocidos también por cócidos, este insidioso animal representa un problema de difícil solución para cualquiera que esté luchando con el funcionamiento de un huerto (ya sea orgánico o no). Pero, aunque sea un insecto muy resistente, todavía es posible intervenir con remedios biológicos capaces de defender nuestras plantas y limitar su difusión y proliferación.

En el artículo de hoy queremos presentarte en detalle este insecto, mostrándote las principales especies presentes en nuestro territorio y los remedios más eficaces, permitidos en la agricultura ecológica, para deshacerte de ella.

Diferentes especies de cochinilla

Existen diferentes especies de cochinilla en la naturaleza, que distinguimos según el tipo de cultivo arbóreo que atacan y el daño que causan.

Cochinilla anacalada o del limonero

Una de las especies más conocidas es la cochinilla del limón, Icerya Purchasi. Pertenece a la orden de los homópteros y a la familia de los Margarodidae.

Como su nombre indica, la cochinilla anacalada ataca principalmente a los cítricos (pero también a la acacia, escoba y plantas ornamentales). En caso de infestación severa, causa pérdida de hojas y desecación. En los casos más graves, la planta incluso puede morirse.

Esta especie de cochinilla es de origen australiano y está presente principalmente en zonas de clima templado. El cuerpo es de color rojizo y está cubierto de cera blanquecina. Ataca la hoja inferior de las hojas de los cítricos, los pedúnculos de los frutos y las ramas más jóvenes, eliminando la savia de la planta, con la consiguiente ralentización del desarrollo. Además, produce abundante melaza, ensuciando la vegetación y los frutos y provocando la aparición de hollín.

Cochinilla del olivo o de la tizne

Otra especie muy común en nuestro país es la cochinilla del olivo o de la tizne, Saissetia oleae Olivier. Es también en este caso un insecto de la orden de los homópteros pero perteneciente a la familia de los Coccidae.

Esta especie ataca principalmente los olivos, pero también los cítricos y las plantas ornamentales. Por su proliferación prefiere un clima suave y templado.

De color marrón, tendiendo a negro, la cochinilla de la tizne, en la fase de oviposición, causa daños a las ramas y hojas a través nutriéndose de ellas. El insecto se instala en la cara inferior de las hojas, tomando la savia vital de la planta. En consecuencia, dificulta el desarrollo de los brotes y provoca una menor producción de frutos, que caen fácilmente.

Las plantas afectadas se deterioran y las ramas y hojas se secan. Por supuesto, la producción de la fruta también se ve seriamente afectada.

Al igual que la cochinilla algodonosa de los cítricos, Saissetia oleae produce melaza, que no sólo crea asfixia y provoca quemaduras en las hojas, sino que también atrae a las hormigas, que a su vez estimulan al parásito a producir aún más melaza, favoreciendo aún más la aparición de hollín que agrava aún más el daño.

Cochinilla de Carmín

La última especie de cochinilla que queremos presentarte es la Cochinilla de Carmín, Dactylopius coccus.

Este tipo de insectos son conocidos sobre todo por sus virtudes, más que por el daño que causan. El ácido carmínico se extrae de su cuerpo y sus huevos para producir carmín. Este último es un colorante natural muy común tanto en la industria alimentaria, bajo el nombre de colorante alimentario E120, E124, como en cosmética, donde se utiliza para la producción de barra de labios. Hay que decir que hoy en día el ácido carmico también puede ser extraído sintéticamente, utilizando bacterias modificadas para este propósito.

Sin embargo, la cochinilla del carmín debe clasificarse como parásito. Se desarrolla sobre las Cactaceas del género Opuntia, la misteriosa higo chumbo de la India, para entenderlo. Por lo tanto, si su objetivo es cultivar y recolectar higo chumbo y no producir carmín, entonces presta mucha atención a la presencia y control de este insecto. Además, si sigues una dieta vegana, presta atención a la presencia del colorante E120-E124. Es posible encontrarlo en muchos alimentos de color rojo: caramelos, refrescos, jarabes, helados.

Obviamente se debe considerar un tinte natural, pero en cualquier caso de origen animal. Por último, cabe señalar que la ingestión de este color parece tener un efecto negativo en la hiperactividad de los niños.

Remedios biológicos para el control de la cochinilla

Defender las plantas de los ataques de insectos no es nada fácil. Cada una de las diferentes especies que hemos visto, de hecho, tiene defensas naturales que impiden la acción de estos insectos depredadores.

La producción de melazo y hollín atrae, como ya se ha mencionado, a otros insectos como las hormigas, que promueven aún más la proliferación.

Algunas especies de cochinilla, como la cochinilla del limón, producen sustancias cerosas que limitan la acción de preparados naturales como la ortiga macerada y el ajo. El uso de insecticidas químicos, que no recomendamos de forma independiente, tampoco es eficaz contra este parásito. También causa mucho daño, aumentando la resistencia del insecto.

Por lo tanto, veamos qué remedios biológicos son los más eficaces.

Aceite blanco

La mayoría de los agricultores recomiendan el uso de aceite blanco para eliminar la cochinilla. Es un aceite mineral resultante de la destilación fraccionada de petróleo crudo. En la agricultura se utiliza como insecticida. El proceso de refinación elimina las sustancias tóxicas presentes, por lo que su uso, bajo ciertas condiciones, está permitido en la agricultura ecológica.

El aceite blanco sólo se puede aplicar a los árboles frutales y durante el invierno, cuando las plantas están en estado de reposo vegetativo y las temperaturas son muy bajas, pero no por debajo de cero. No debe utilizarse en presencia de nieve o precipitaciones, de lo contrario será ineficaz.

Para aquellos que elijan este remedio, les recomendamos que sigan específicamente las instrucciones de la etiqueta del producto.

Sin embargo, aunque el uso del aceite blanco está permitido en la agricultura ecológica, debes tener en cuenta que sigue siendo un producto de la transformación del aceite, por lo que no es realmente ecológico! En lo que a nosotros respecta, recomendamos, si es posible, elegir otros tipos de remedios.

Jabón de potasa suave y jabón puro de Marsella

El uso de jabón de Marsella puro y jabón de potasa blanda como insecticida para la defensa biológica del huerto puede ser una alternativa válida. Aunque de hecho, este producto tiene varios usos, como hemos comentado en otros artículos anteriores, tenemos que decir que para la cochinilla son efectivos hasta cierto punto. También se puede utilizar en climas cálidos, cuando la cochinilla prolifera y produce el mayor daño. Actúa por contacto, causando la oclusión de los poros del insecto, que provoca su muerte por asfixia. También limpia la planta de melazo y hollín.

Para mejorar la acción del jabón, es recomendable limpiar la cochinilla de la planta de antemano. Esto se hace con un cepillo de pelos blandos o con algodon empapado en una solución de jabón y agua.

Aceite de Neem

Otro ingrediente activo eficaz contra la cochinilla, y utilizable en todas las estaciones, es el aceite de neem en una formulación simple. También hemos comentado esto producto en algún artículo anterior.

Para mejorar la acción del aceite de neem, se puede mezclar con jabón puro de Marsella. De esta manera, se consigue un doble efecto al mismo tiempo.

Macerado de helecho

Entre los macerados naturales, el más eficaz contra la cochinilla es el macerado de helecho. Este macerado se puede utilizar puro en los meses de invierno o diluido en 10 litros de agua en primavera y verano. En este caso, primero limpie la planta infestada con la cochinilla y luego aplique el macerado durante las horas más frescas del día. Su acción repelente evita que el parásito vuelva a aparecer. Se puede utilizar en combinación con cualquiera de los remedios anteriores.

Ahora tienes todas las armas disponibles para atacar a las temidas cochinillas de tu huerto.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola